Us deixem amb una entrevista amb la Tamara Martínez, jugadora del nostre Sènior femení «A» que el passat cap de setmana va tornar a jugar un partit oficial desprès de cinc mesos parada per una lesió.

1. Hola Tam, ¿superado el susto?

Pues la verdad es que lo llevo bastante bien.

Llevo 3 semanas de nuevo entrenando y las sensaciones son buenas, intento ir a tope y no tener el miedo típico de cuando te reincorporas después de una lesión.

2. ¿Una lesión complicada?

Pues ha sido la lesión más complicada que he tenido y no es muy usual. Durante los 3 últimos meses de la temporada pasada jugué con dolor por fascitis (inflamación de la fascia plantar) y, finalmente, esta acabó rompiéndose por sobrecarga. Precisamente la complicación de la lesión radica en que la fascia es un tejido que conecta el talón con la base de los dedos del pie formando y sosteniendo el puente, eso hace, por una parte, que sea muy difícil mantenerla en reposo y, por otra, su falta de irrigación hace que la regeneración sea muy lenta.

3. Lesionarse en el último partido del año de sentar muy mal, ¿no?

Pues la verdad es que si, además que justo ese día me tocaba trabajar y me cambié el turno para ir al partido. Así que el primer pensamiento es “me tendría que haber quedado trabajando…”. Por un lado piensas que al menos ha valido la pena jugar con dolor, porque has conseguido un objetivo importante, pero por el otro, se te viene a la cabeza la posibilidad de no poder disfrutar de él y que podrías haber parado antes y haber evitado la lesión. Pero bueno, a veces las ganas de jugar nos pueden…

4. Tú, eres una de las veteranas del equipo, has vivido dos ascensos consecutivos, explícanos cuál está siendo el secreto de éste equipo.

Pues sinceramente creo que el secreto de nuestro equipo es sobre todo la ILUSIÓN y las ganas de más. Creo que desde el principio hemos tenido un sueño en común y ganas de superarnos, eso ha hecho que nos dejemos la piel en cada entreno. Me parece que somos un grupo muy comprometido y nunca hemos dado nada por perdido. Hemos sido capaces de transmitir esto a la gente que ha ido llegando y a los que nos veis des de fuera. También creo que gran parte de mérito de lo que estamos haciendo es del equipo técnico. Nos exigen el máximo en cada entreno y creo que llevan tiempo haciendo muy buen trabajo con el senior femenino.

5. Además Tam, sólo llevas 3 temporadas en el Club, ¿cuál ha sido tu historia?

Pues mi historia con el balonmano empezó des de que era un bebé y mi madre me llevaba a ver jugar a mi padre. Él me animó a empezar a entrenar con 12 años en el Club Handbol Ràpid Cornellà (su club de toda la vida) y, aunque el primer año solo pensaba en dejarlo, allí me quedé hasta los 25-26 años, cuando desapareció el senior femenino. CHR Cornellà es como mi casa; pasé grandes momentos con mi equipo de toda la vida que era un grupo de grandes amigas, éramos pocas pero muy luchadoras y conseguimos grandes cosas. Con 16 años, empezamos a jugar como seniors, ya que en el club no había gente suficiente para formar un juvenil.

Una vez se deshizo el equipo, tenía claro que quería seguir jugando y me fui con algunas compañeras a la Cope donde solo estuve una temporada. Y la última etapa es la que estoy viviendo en el Sant Joan Despí. Joan Campañà (que nos había entrenado en Cornellà) nos llamó a Rocio, Raquel y a mi para sumarnos a este proyecto con el objetivo firme de subir de categoría y nos ilusiono volver a jugar juntas con una meta ambiciosa y en un equipo de gente joven con tantas ganas de conseguir cosas.

6. Desde la grada se ven las cosas desde otra perspectiva, en estas jornadas que no has podido jugar, ¿que diferencias has apreciado respecto a la competición territorial?

Lo que más destacaría es la intensidad defensiva de las rivales y la calidad en ataque, a parte de la picardía de muchas jugadoras que hace tiempo que juegan a estos niveles. También algo a lo que nos tendremos que acostumbrar serán los desplazamientos largos que supongo que pueden pasar factura.

7. Al equipo han llegado compañeras nuevas, ¿cuál es tu rol?

Este año mis compañeras me han elegido como segunda capitana junto a Paula y Rocio, esto, sumado a que llevamos aquí un tiempo y mi carácter acogedor, creo que me otorgan un rol de cohesión de grupo. Supongo que la edad también hace que mi papel sea aportar una visión madura de las cosas. Y, ya más a nivel más personal, me gusta cuidar a la gente y creo que esto también se ve reflejado en mi forma de estar en el equipo.

8. Tam, sabes perfectamente que eres una de las jugadoras más emblemáticas, tanto dentro del equipo, como para la gente de fuera del grupo. ¿Como para que la gente te quiera tanto?

Pues la verdad es que cuando llegué no me esperaba que la gente del club nos acogiera con tanto cariño, así que esta es una buena oportunidad para agradecer a todas aquellas personas que me han demostrado su afecto en estos años que llevo en el club, porque de verdad así lo he sentido. Las personas que me rodean me hacen sentir como en casa y yo solo intento devolver todo ese respeto y afecto. Me considero una persona bastante transparente, sencilla y muy abierta, quizás eso hace que la gente me vea muy cercana. Así que muchas gracias por transmitirme esta estima, que es mutua!!

9. Por último, ¿desde tu experiencia, como ves el trabajo que está haciendo el Club? ¿Ves asegurada la continuidad de ésta aventura con las chicas que vienen por debajo?

Pues evidentemente el Club está haciendo un muy buen trabajo tanto a nivel deportivo como a nivel social. Una de las cosas que más valoro del CHSJD es precisamente la gente que mueve y el referente que supone en la ciudad. A nivel femenino es una pasada, nunca había visto tantas niñas juntas disfrutando de nuestro deporte y eso es emocionante. A veces veo los entrenos de los equipos femeninos infantiles, cadetes y juveniles y alucino con el nivel técnico y de trabajo de las niñas, el año pasado tuve la ocasión de participar de algún entreno con ellas y lo disfruté muchísimo!! Solo hay que ver los logros que están consiguiendo en sus categorías. No se si tengo mucho que enseñarles, pero les diría que nunca pierdan la ilusión por seguir jugando, que vivan cada partido y cada entreno con intensidad, que nunca dejen de querer aprender porque solo así se puede mejorar y que, sobretodo, se queden con las personas y las amistades que te vas encontrando a lo largo de los años en las pistas. Las emociones que una vive fuera y dentro del campo con las compañeras de equipo es muy difícil vivirlas con otras personas, guardadlas en una caja fuerte y conservadlas.

GRACIAS POR PERMITIRME VIVIR Y DISFRUTAR COMO UNA NIÑA DE ESTA GRAN EXPERIENCIA!!!!