Y finalizamos la competición oficial!!. Lo hemos hecho con un buen sabor de boca, ganando con holgura a un rival con jugadoras bastante más grandes que las nuestras y a las que hemos sabido sujetar.

Nos costó entrar en el partido con unos primeros 14 minutos muy trabados, con un marcador muy corto (2-1). No fue hasta el empate a 3, cuando empezamos a desplegar nuestro juego, a creer en nuestras posibilidades y a circular el balón con criterio y velocidad.

Se han empezado a solventar los problemas que teníamos, respecto a jugar con los extremos y los balones al Pivote, y las opciones de ataque se han multiplicado. Llegamos al final de la primera parte con un contundente 12-5.

Se inicia la segunda parte con mejor dinámica incluso que la primera. Ya que además de las virtudes vistas, hemos empezado a correr, lanzando contraataques y con transiciones rápidas que mantienen nuestro nivel de juego y la diferencia en el marcador, que da como resultado un 23-11 final.

 

Se acabó la temporada. Nos quedan los amistosos y torneos pendientes que han de servir para asimilar conceptos y automatismos.

Bajo mi prisma, hemos visto evolucionar este equipo de manera muy positiva. Han aprendido un nuevo juego, han comprendido lo que es jugar de manera colectiva, olvidándose de la individualidad y creo, han entendido que los partidos se ganan en defensa con concentración y ayudas contínuas. Cuando han aplicado estos conceptos, los resultados han llegado claramente (léase, partidos en La Roca y Ascó). Ese es el camino.

 

Tenemos un año prometedor por delante. Habrá que pelearlo en las fases para Lliga, pero sabemos lo que pueden dar estas niñas.

Ahora, sin la presión de la competición, toca disfrutar de los partidos que vengan.

 

Esta es la última crónica de la temporada. El año que viene más y mejor !!.