Último partido de la primera vuelta en la A-1 y que, definitivamente, nos consolida como líderes de la clasificación con 4 puntos de ventaja sobre el segundo.

Se inicia la primera parte con un buen juego de ataque, fluido y encontrando claras ocasiones de gol, sin pérdidas de balón y encontrando portería. En defensa, concentradas, intensas y desbaratando su juego combinativo.  Poco a poco, nos vamos distanciando en el marcador, con ventajas de 3 y 4 goles que reflejan la realidad de ambos equipos.

A partir del minuto 15, tras tiempo muerto, empieza a perderse concentración en defensa y falta de atención en las marcas, olvidándonos de “tocar” y molestar en sus acciones de cara a gol; lo que, añadido a un cambio táctico en ataque, hace que perdamos efectividad y las diferencias se vayan reduciendo e incluso se lleguen a poner uno arriba.

Llegamos al final de la primera parte con empate a 13.

Iniciamos la segunda parte con otra actitud defensiva. Producto de ello son 3 pérdidas consecutivas del rival que nos llevan a darle la vuelta al marcador y ponernos por delante.

Dicha ventaja ya no la abandonaríamos hasta la bocina final. Seguimos jugando con calma, criterio e incrementando los goles en el marcador, encontrando los lanzamientos por el extremo con mucha efectividad.

A destacar la variedad de recursos ofensivos de nuestras chicas en función del rival que tienen delante. Destacable la adaptación de nuestro juego de ataque “según como vengan dadas”.

Entiendo que dicha versatilidad en nuestro juego hace que cada partido sea un juego diferente, lo que supone un plus frente a otros rivales directos. Lo que nos lleva, sin duda a estar en lo más alto de la clasificación.

Se inicia la segunda vuelta y tramo decisivo en la Lliga. No hemos ganado nada, pero estamos en el buen camino. Hemos de seguir concentradas pero divirtiéndonos. Esta semana, Granollers.

 

Pronto, más y mejor!!.